SHARK SNACK

Errores que cometen las marcas al crear su contenido

¿Creas contenidos para tu marca y no ves los frutos de tu esfuerzo? ¿Escribes y escribes y nadie te lee, comparte o comenta? Posiblemente seas víctima de estos seis errores muy comunes en la creación de contenidos.

  1. Piensa en cantidad y no en calidad

La lógica nos dice que al publicar más veces al día atraerás a más personas, pero en realidad, se pueden obtener mejores resultados con menos piezas, siempre y cuando tengas un contenido de gran calidad, que sorprenda a tu audiencia y quiera compartirlo con sus seguidores.

  1. Quieres hablarle a todo el mundo

Es triste pero real, hay mucha gente a la que no le importa tu contenido, pero hay un grupo de personas que si quieren escucharte. Alinea tu tono de comunicación y contenido a los intereses y personalidad de tu target, es decir, de los usuarios a los que les interesa tu tema de conversación.

  1. Estas copiando

A nadie le gusta escuchar un chiste repetido. Lo mismo pasa con el contenido, una cosas es inspirarte en un formato o un tema, y otra es copiar tal cual lo público otra marca. Usar tu creatividad y crear una pieza nueva, innovadora y diferenciadora del resto que hable de lo mismo.

  1. No promocionas tu contenido

Tu trabajo no termina al dar clic en Publicar, lo que sigue es que la gente vea tus contenidos. Aprovecha el canal y momentos adecuados para en el que tu target generalmente te dedica más atención para contarle tus novedades. Además, ten presente el SEO y las herramientas para posicionar tu contenido en los buscadores y hazlos lo más atemporales que puedas, para que sean consultados sin problema en el futuro.

 

  1. No mides tus resultados

Es importante saber cómo e está yendo a tus contenidos para calibrarlos y saber con precisión que es lo que funciona, cuando hay más alcance y en que ya no hay que perder el tiempo. Aplica las métricas que mejor empaten con tus objetivos de comunicación, e impleméntalas desde el inicio para identificar mejor tu progreso.

  1. No sigues un proceso de trabajo

Organízate y crea tu contenido basado en una estructura y cronograma. Es decir, delegar tareas y dedicar tiempos específicos para obtener ideas, desarrollar los contenidos, revisarlos, publicarlos, medirlos y optimizarlos.

You Might Also Like